Mi blog Vertical

Este es mi blog, un poco de mi vuelta a la vertical, a la escalada.
Vías, encadenes, historias, anécdotas, divagaciones,
fotos,
noticias, curiosidades, etc, etc, en fin un poco de todo.

Espero que os guste.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Y el mosquetón se partió!!!

Pues sí, parece mentira pero no lo es, los mosquetones también se rompen.


Si no me creen, pregunten a Marcial por la caida que tuvo en "Me Hizo Sudar" la primera vez que nos metimos a hacerla.


Quizás ayudo que la chapa se girase, o quizas no, podría ser que el mosquetón hubiese tenido algún golpe anteriormente... pero era nuevo, apenas un mes o poco más creo recordar, habría que preguntárselo a Estephan que era suyo, el caso es que a no ser por lo de la chapa no había nada que indicara que aquello podía suceder.


Pero sucedió, y vamos que si sucedió. Marcial subía a vista, chapó la primera y al ir a por la segunda se cayó y de repente se oyo un "CLINK" y a continuación un "CATAPLAN". Marcial en el suelo, yo que le aseguraba también en el suelo a unos metros de distancia (no se como llegué tan lejos) y Estephan inmovilizado mirando con cara de "¿Dios mío que ha pasado?".


Después del típico brote de locura que se produce a continuación de un accidente de este tipo, que si ¡llama a una ambulancia! , que si ¿que mierda pasó aquí?, que si "mierda, si más que sea me sirvieran los pies de gatos de Marcial que son nuevos!" (uy! esto se me escapó), bueno después de todo eso se oye una voz de ultratumba que dice, "No me toquen, que estoy bién, no se les ocurra llamar a una ambulancia" y la verdad que estaba bien.

Dicen que bicho malo nunca muere, pues en este caso, malo no es, pero un poco bicho si que podría serlo, ya que solo se dio un golpe donde la espalda pierde el nombre, y eso que se podía haber matado.


En fin, todo quedó en un susto, y el mosquetón pasó a ser una parte de llavero y otra de colgante del espejo retrovisor del coche. Fotos del mosqueton en cuestión no tengo, ni de Marcial retorciendose en el suelo, ni de Estephan inmovilizado, ni mía pensando que había tirado demasiado de la cuerda para parar la caida, pero tengo una foto que saqué de internet de alguien al que le pasó lo mismo, y que casualidad con un mosquetón de la misma marca, eso sí, el que se nos rompió a nosotros era más bonito con el gatillo de color rojo.







lunes, 26 de octubre de 2009

Breve parón y puesta en marcha otra vez.

Pues eso, que después de tres semanas quieto y engordando debido al parón obligado por fanático incansable, o sea por lesión, he vuelto otra vez.
Ya recuperado de la contractura cervical, y eso si un pelín más pesado de la cuenta, me he puesto manos a la obra y para empezar, ayer domingo, con el cambio de hora este que no me gusta nada, y para no asarnos al sol, un par de pegues a Adios a las Armas para ir abriendo el apetito, eso sí hasta el techo sólo, que tampoco hay que pasarse para empezar.
También un pelín de bici para hacer aeróbico que me hace falta y ahora ya que la hora no nos da para más a entrenar a tope en el local.
Así que nada, que a ver si empiezo a colgar cositas de nuevo.

jueves, 15 de octubre de 2009

EMBARQUE EN EL RISCO: Pero tolete, si no sabes… pa ¿qué te metes?

Más o menos esas fueron las palabras de mi gran amigo y maestro Luís Curbelo cuando nos vimos en lo alto del Risco de Famara: “Gustavete, Gustavete, si no sabes… pa ¿qué te metes?”.
La historia se remonta a unos seis años atrás. Tanto Marcial como yo sabíamos que la gente del Liquen del Tenique (Miki, Juan Carlos, Rafa…) habían abierto una vía en el risco, “Lo más grande”, y queríamos ir a subirla.
No teníamos croquis de la misma y ni siquiera sabíamos por donde era, sólo sabíamos aproximadamente donde estaba el pie de vía, y repito, aproximadamente, o sea, con un margen de error de +/- 500 metros pero eso a nosotros nos daba igual, teníamos ganas de aventura y el no encontrar el pie de vía a la primera era lo de menos.
Marcial se acercó un día por la Pedrera y habló con los que estaban entrenando por allí y le dijeron más o menos como llegar a la vía y también le comentaron que había una posibilidad de rapelar desde unas picas que estaban en lo alto y que te dejaban a pie de vía y además alguien nos aconsejó que dejáramos una cuerda fija, si hacíamos el rapel, en el último largo, ya que como es una especie de trepada sin seguro para que así nos fuera más cómodo, bueno eso es lo que Marcial me dijo que le dijeron o lo que entendió.
El caso es que decidimos que el sábado siguiente nos embarcaríamos en la aventura de escalar el risco, y vaya que sí nos embarcamos. Pero antes del embarque teníamos que ir a inspeccionar como lo haríamos, si buscando el pie de vía o rapelando.
Llegó el viernes y decidimos ir a inspeccionar. Primero lo intentamos por debajo pero no dimos con la vía y mira que caminamos y caminamos, como comente tres párrafos más arriba, con un ligero margen de error. Como fue infructuosa la caminata y había riesgo de lesión grabe subiendo y bajando por aquellas laderas, decidimos montarnos en el coche e ir a ver el final de la vía y así concretar donde dejaríamos al día siguiente uno de los coches para regresar. Así que subimos al bosquecillo y nos pusimos a buscar unas picas que según lo que le habían contado a Marcial por allí se rapelaba la vía.
Después de un buen rato y casi sin ver nada por culpa de la niebla encontramos las famosas picas desde las que se monta el rapel y al mirar hacia abajo algo me dijo que por allí no estaba la vía, solo se veía tierra, pero como Marcial decía que era por allí y nos habían dicho que el último largo era una trepadilla y sin asegurar… pues habría que creérselo.

Quedamos que el sábado dejaríamos un coche en Famara y subiríamos con el otro hasta el bosquecillo y que rapelaríamos. Así lo hicimos y a las ocho de la mañana estábamos montando el rapel desde las picas con una cuerda estática que se quedaría fija para escapar del último largo. “Espero que esto aguante” pensé cuando me disponía a rapelar. Mientras bajaba veía como que aquello por allí no podía ser, y le grite a Marcial diciéndoselo y me contestó con un “¡Cállate carajo! Que siempre eres el mismo, que me dijeron que por aquí se bajaba, así que tira…!”.

Cuando ya casi se habían terminado los 50 metros de cuerda, a mi izquierda, a unos 10 metros +/-, conseguí ver un par de chapas, “¡bien!, parece que acabo de encontrar una reu…” “¡MARCIAAAL! Ya veo la reunión”, una vez llego a ella me anclo y “¡LIBRE!”.
Mientras baja el “niño melón”, me fijo que por debajo lo que hay es una rampa de tierra y piedras sueltas que no parece muy acogedora la verdad, pero pienso que seguro que donde está el corte ahí debe de estar la pared de la vía. Llega Marcial y toca sacar la cuerda dinámica colocarla en doble en la reu y comenzar a bajar.
Comienzo a destrepar por la rampa y llego al cortado y cuando miro… lo que veo me pone los pelos de punta:
- ¿tu estás seguro qué es por aquí?
- ¡que sí, coño! Que tires pa’bajo que es por ahí!
- ¡que aquí lo que hay es una bóveda de tierra y me quedo en volao y no veo chapas!
- que sí que me dijeron que estirando un poco la cuerda se llegaba a la siguiente reunión.
Decido bajar un poco más para ver si desde más abajo veo algo, pero llego hasta el nudo, que gracias a dios no me olvide de hacer, del final de la cuerda y no veo nada y además todavía me quedan como… un montón de metros, vamos que ni estirando la cuerda en simple iba a llegar a donde coño quiera que estuviera la reunión.

- ¡JODER! Que te la pegaron hasta atrás, que aquí no eeessss!
- ¡Que sí, que estires la cuerda!
- ¡Que estoy al final de la cuerda y todavía quedan como 30 metros más para llegar hasta el final de la bóveda! Yo paso, tiro pa’rriba.

Así que a pulso, porque tenía todo el cacharrerío en la mochila y no me iba poner a sacar nada en ese momento, me subí hasta que toque con los pies y pude salir de allí.

Al llegar a la reunión, y después de discutir que si sí que si no, decidí sacar el móvil y llamar a José Miguel:

- ¿Qué tal don?
- Jose, que mira, que estoy con el niño melón en el risco, que… ¿por donde coño es la vía?
- ¿Dónde están?
- Colgando en medio de una mierda que ni pa que, en una reunión que hay cuando rapelas desde las picas esas de mierda.
- Vale, si miras para abajo ¿ves una palmera?
- Si, la veo.
- Ahora si miras a tu derecha de cara al mar, ¿ves una pared cómo más negra?
- Si
- Pues la vía está por esa pared, por donde el espolón que ves desde ahí. Si te haces una travesía llegas a la pared y verás una chapa y desde ahí miras para abajo y ves la vía.
- Vale, Gracias tío, ya te llamo y te cuento como nos fue.

Empezamos a ver si podíamos hacer la travesía pero no lo veíamos claro, así que a decidir que hacer. Entre una cosa y otra ya eran casi las 9:30 así que decidimos largarnos por donde vinimos.

Al mirar en la mochila para sacar los jumars y salir jumareando por la cuerda fija veo que me los dejé en el coche… ¡cuuaa cuuaa cuuuaaan!, ¡Game over!, ¡Houston, Houston tenemos un problema!, ¡La cagaste Burt Lancaster! y un montón de cosas más… pero como somos dos escaladores curtidos en mil batallas ¡no problemo!... jajajajajajajaja.

- Nada Marcial que no tengo los jumars, pero no importa porque con el picopato y el grigri subo fácil y sino con un prusik y cuando esté arriba te recupero y subes como si fueras a yoyo.
- No, no, subo yo que tu seguro que pierdes los nervios y te pones a dar gritos y cosas de esas y luego no salimos de aquí ni de coña, que ya te conozco.
- Como tu quieras pero yo ya he subido con esto y tu no y….
- Que te calles que subo yo.
- Pos bueno, pos vale, pos sube tú … y ahora ya no te junto. Snif!

Bueno que sube Marcial y mientras va subiendo me cojo y me pongo a llamar a mi novia, bueno ahora es mi mujer, y le cuento que estoy colgado en medio de la nada, que igual me mato, que no se preocupe... en fin… cosas que se dicen para que… al final… se preocupen de verdad.

Mientras a Marcialín se le van cayendo las piedras que están debajo de sus pies sin que se de ni cuenta, aunque mi casco si que se da cuenta un par de veces…

- ¡Coño! Ten cuidado con las piedras…
- ¿Qué piedras ni que nada?
- ¿Cómo vas?
- ¿Mal, por aquí no puedo subir?
- ¿Cómo que no puedes?
- ¡PUES QUE NO PUEDO, QUE ME VOY A MATAR!
- ¡TE LO DIJEEE!
- ¡VETE A LA MIERDA!, ¡QUE ESTO ES TODO TIERRA Y SE CAE TODO Y LA CUERDA IGUAL SE PARTE DEL ROCE!, ¡QUE TE CALLES!


En esto que siento un estruendo, y caen un par de piedras de considerable tamaño y oigo algo que viene rodando, “mierda, que este se cayó, que al final es verdad que la cuerda se rompió y se va a matar”, rápido cojo y ato la cuerda estática a una de las chapas de la reunión, me suelto de esa chapa por si las moscas y me pego todo lo que puedo a la pared a esperar ver como caía Marcialín, y pensando, bueno más que sea que si se mata porque se partió la cuerda, que no llegue hasta la playa y lo pueda recuperar y… que coño, que tenía mi grigri y mi picopato y que la cuerda todavía podría servir pa algo ¿no? (bueno Marcial que quieres que te diga, que son caros!) jejeje.

Por supuesto, no era Marcial, sino una piedra del tamaño de Marcial que ni siquiera se enteró que había tirado. Así después de un rato de discusiones, de gritos, de que no me contestara, de que lo llamara al móvil y me mandara a la mierda y yo a el… pensé “¡que divertido!, hoy me monto en helicóptero” pero también pensé en la vergüenza que me iba a dar luego cuando se enterase todo el mundo de que me sacaban en helicóptero, aunque ¿qué coño? y ¿el gustazo de subirte en un chisme de esos? y si… ¿me cobran el rescate?… a no! que eso antes no lo hacían.

Y pensé, y volví a pensar… ¡ños! que cansino esto de pensar, no pensé que pensar fuera tan agotador, si lo sé no pienso… bueno que me pierdo, que eso que pensé que lo mejor sería que Marcial bajase y que lo intentase yo, pero no quiso, bueno creo que sus nervios mezclados con los que yo le trasmitía no le dejaban pensar… o era ¿qué no quería cansarse pensando?... otra vez me pierdo… pues eso que no hubo forma de convencerle, eso sí, el pobre no dejo de intentar de subir que si por un lado que si por otro.

En ese espacio de tiempo, volví a pensar y clink! se me encendió la bombilla, la solución… embarcar al 112, bueno a mi 112 particular para temas de montaña, etc., etc…

- ¿Hablo con Don Luís Curbelo, el señor alcalde de Yaiza?
- ¡Gustavete!, ¡Gustavete! ¿Qué te cuentas?
- Jajaja! Pues nada, aquí, que me acorde de ti y me dije voy a llamar a Luisete
- ¿Cómo me llamaste?
- Luisete
- Pues tócame el ¡tolete! Jajajaja
- Jajajaja ¡que cabrón! Siempre caigo. Oye ¿Dónde estás?
- Pues llegando a Famara
- Joer que casualidad, pues mira para el risco a ver si me ves.
- ¿Estás en el risco? ¿Qué estas haciendo ahí?
- Pues nada que... (bueno le cuento la historia)
- Gustavete Gustavete si no sabes… pa ¿qué te metes?
- Chacho, ¿tu podrías venir a sacarnos?
- Sí claro, pero tengo que dejar a Lola en Famara e ir a Yaiza a buscar todo el material y llamar a Santiago para que me ayude, así que tardaré un rato. No te muevas de ahí!
- Bueno, vale no te preocupes que no tengo prisa, de aquí no me muevo. Cuando llegues al bosquecillo busca mi coche y ya me llamas para indicarte por donde estamos ¿ok?
- Ok. Mira ¿qué hora tienes tú?
- Las 12:25
- ¿y cuánto?
- Y veinticinco
- Por el culo te la…
- ¡jajaja qué mamón!


Bueno, solucionado el tema de salir, ahora tocaba solucionar el tema de conseguir que Marcial bajase hasta la reu. Un par de gritos y al final las palabras mágicas..

- Que acabo de llamar a Luís y va a venir a sacarnos, que si quieres te bajas aquí a esperar.

Y eso, que mientras esperábamos a Luís nos dedicamos a comernos todo lo que llevábamos en las mochilas y nos reímos un rato y sacamos fotos (que tengo que buscar y cuando las tenga las pongo) y esas cosas que hace uno cuando espera a que lo rescaten de un risco…

Así, a esto de las tres de la tarde llegaban Luís y Santiago a sacarnos, realmente solo tuvieron que dejarnos unos jumars y… jugarse el pellejo con el coche, perder un maravilloso día de playa con la familia, volverse a jugar el pellejo colgándose de una cuerda y total… para sacar a un amigo de un apuro por… ¡tolete!

Bueno, con Luís justo colgando donde la cuerda rozaba ya no daba miedo subir por ella, ya simplemente con lo que Luis le había puesto debajo para evitar el roce nos era suficiente, aunque le hubiera puesto un cuchillo afilado, daba igual, de Luís te fías y además, equipaditos con arneses de pecho, jumars y croll nadie nos podía parar, como ya dije al principio, dos montañeros curtidos en cien mil batallas, vamos que ni Rabada y Navarro.

Y lo que me dijo Luís nada más verme ya os lo he contado.

- GUSTAVETE GUSTAVETE… SI NO SABES, PA ¿QUE TE METES?


No se si en su momento le di las gracias a Luís y a Santiago pero por si en ese momento se me olvido y durante todos estos años no les he dado mil veces las gracias, de todo corazón les doy las

¡GRACIAS!
¡GRACIAS!
¡GRACIAS!

lunes, 12 de octubre de 2009

CITAS EN VERTICAL: Lynn Hill

"Tus logros en la escalada son mucho menos importantes
que lo que aprendes en el proceso.

No es lo que escalas lo que cuenta,
sino cómo lo escalas. "

Lynn Hill en el mítico bloque de Yosemite "MIDNIGHT LIGHTNING"


"Your archievements in climbing are a lot less revelant
that you learn in the process.

It's not what you climb that counts,
but how you climb it."

Lynn Hill

martes, 6 de octubre de 2009

Sonidos de Lanzarote

Hoy me comentaron que había un vídeo sobre Lanzarote en Youtube y que estaba muy bien, así que lo he buscado y además de llevarme la grata sorpresa de ver a un viejo amigo en el mismo, al Pirata, me parece que tenían razón cuando me dijeron que el video estaba my bien, así que aqui os lo dejo, eso sí, subir el volumen y disfrutar:


viernes, 2 de octubre de 2009

Blockando en el Regalito con la revista ¡ZERO CLIMB MAGAZINE! XXX

Pues eso, que un día me fui al regalito y aparecieron por allí los de la famosa revista de escalada: ZERO CLIMB MAGAZINE.

Os dejo una secuencia de un bloque que me sacaron en la que tuve que poner cara de feo, que no se asuste nadie, para que no se fijaran mucho en mi








Después de hacerme este bloque le toco el turno a uno de los modelos de la famosa revista internacional del mundo de la escalada arco iris...










Bueno espero no haber herido la sensibilidad de nadie...

miércoles, 30 de septiembre de 2009

"UN BILLETE DE IDA"

No pensaba poner enlaces a páginas o blogs que no fueran de amigos o que no hablaran de escalada, pero hace tiempo conocí el blog de Oscar, un amigo de Chechu (el diván del padel), en el que contaba sus experiencias en su "nomadeo por Nueva Zelanda a lomos de una furgoneta" y que me enganchó con su manera de narrar sus vivencias por esas tierras. Ese blog se llamaba o se llama "Viajando en furgo" y la verdad os lo recomiendo al igual que sus otros blogs sobre otros de sus viajes. Pero, lo que de verdad, os recomiendo es que lo sigais en su nuevo viaje del que no os voy a contar nada porque lo estropearía, así que lo mejor es que lo veais con vuestros propios ojos y disfruteis leyendo este magnífico blog: UN BILLETE DE IDA.


martes, 29 de septiembre de 2009

Mi amigo "el Colorao".

Pues sí, hoy después de muchos años nos hemos vuelto a ver las caras mi amigo "el Colorao" y yo. Es un poco tímido y le gusta mucho la soledad, por eso se deja ver poco y por eso, valga la redundancia, hay quien diga que es un "solitario", el "Colorao Solitario".

Casi siempre se deja ver para hacer cosas fáciles ya que dice que todavía no estoy prepardo para llevarme a cosas más complicadas, no sé no sé pero prefiero hacerle caso que seguro que el sabe.

Decidimos irnos al barranco y hacer algo facil y con la cuerda por arriba, el coleguilla no tenía ganas de apretar, pero se nos hizo tarde y llegamos sobre las 5:45 de la tarde así que no nos lo pensamos mucho y al final para no estar buscando un sitio desde donde colgarnos por arriba decidimos irnos a la Romeo, Primavera, Rompebrazos y Garrafa.

Al Colorao como no le gusta asegurar sin estar amarrado a una buena reunión, consiguió que me pusiera a trabajar para él y montara una reu a prueba de bombas, probamos todo lo que llevamos a ver con que quedaba mejor, que si unos friends, unos fisureros, anillos de cintas para puentes de roca, etc, etc...

Cuando nos damos cuenta ya son las 6:10 así que toca empezar a subir. Para primer plato la Primavera, de segundo la Romeo y para postre de nuevo la Romeo a yoyo y luego como punto final un peguito a la Rompe Brazos también a yoyo.

Muchos se preguntarán qué hay de especial en hacer unos quintillos con un colega, y hasta se reiran, pero bueno, seguro que ellos no salen a escalar con mi amigo el Colorao que te asegura bastante suelto y que cuando te caes parece que nunca vas a parar porque al señorito le gusta dar cuerda de más para que sea más dinámica la caida.

Otra cosa que te hace hacer el colorao es escalar con arnés de pecho y eso sí no se que manía tiene de hacerte llevar la cuerda corriendo por el hombro que luego pasa lo que pasa... que ta vas a casa con un tatuaje de la cuerda en plan quemadura de segundo grado, pero en fín, como dice el dicho: "sarna con gusto no pica".

Lástima que me dejara la cámara y no sacara ninguna foto y ahora tampoco me apetece sacarme foto del tatoo que me traje de recuerdo de esta maravillosa tarde de escalada con mi gran amigo el "Colorao Solitario", pero si les dejo una fotillo del mismo para que si se lo cruzan por ahí no le hagan caso y sigan de largo que es más peligroso que un taliban con un avión.

viernes, 25 de septiembre de 2009

Diario de: "Adiós a las Armas" (Capítulo 1)

Martes, 18 de agosto de 2009.

Recibo una llamada de Javi diciendo que si quería ir a escalar a los jaméos esa tarde. En principio le dije que no podía, que creía que hasta las 18:30 o así no iba a poder y que eso ya era tarde. Pero... terminé a las 17:30, así que a las 18:00 ya estaba llegando a la Puerta Falsa. Allí estaban Javi, Marcos y su perro y Roberto (un granadino que se vino a escalar esta semana a la isla, buena gente).

Cuando llegué, no se que me pasó que se me quitaron las ganas de hacer nada, pero al final me puse el arnés, los gatos, me amarré la cuerda y me subí por "Me hizo sudar" para calentar, y ... para terminar porque no tenía ganas a nada más.

Yo, hace ya unos añitos, en "Me hizo sudar"

Nos fuimos a la parte de abajo y me quite el arnes, y me puse a ver como escalaba Roberto y como se encadenaba Adios a las Armas y ...

Foto obtenida por internet hace años. Escalador desconocido.


Y llegó el día D y la hora H, después de mi regreso a la roca, después de tantos pegues ... como asegurador quiero decir, después de ver primero a Jorge, luego a Joan Machado a vista (o como se dice ahora "on sight"), a alguno que otro que estuvo de vacaciones por aquí pero que no recuerdo sus nombres pero que les vi e incluso aseguré, después de ver a Javi subir para calentar, después de ver incluso a Marcos probarla (que todavía me acuerdo de cuando fue por primera vez a escalar y lo metimos en la cueva), después de ver a Jonás (al que hace un poco más 4 años le ponía yo las cintas en un 6a para que fuera a yoyo) pasearse por ella, de ver a Cristo (manguerilla 2), después de ver a José Miguel haciendo series, después de verme a mí cagándome en to'lo que se menea cuando Javi me dijo que subiese a yoyo para calentar y no pasé del segundo seguro, después de verme a mí intentando ir de primero con las cintas puestas que amablemente me puso José Miguel y no pasar del tercer seguro... pues después de todo eso y de ver además a Roberto "el granadino" hacérsela a vista, de no tener ganas, de ver que Marcos esta vez se rajaba y no quería subir, de ver a Javi que quería subir pero que con la pierna recién operada subir a la pata coja era un poco jodido, después de que nos mirásemos los cuatro con caras de circunstancia .... voy yo y me ofrezco voluntario para subir a limpiarla.

Y sí, subí, subí hasta el reposo como si nada, y subí un poco más y todo fue bien, y luego otro poco, y luego, para no cansarme y poder limpiar la vía, y no embarcar a nadie a tener que subir de nuevo, subí anclándome cada vez que llegaba a un seguro. Pero subí. Subí hasta la cadena, la limpié, le vi color y no era negro, aunque la piedra más negra no puede ser. Y fui capaz de subirme por "Adiós a las Armas", la mítica vía de mi maestro Jorge Gallardo, la grande, la más grande. La que tantas y tantas veces dije, antes de retirarme estos 4 casi 5 añitos, "la quiero hacer, pero voy a esperar a estar muy fuerte". La que tantas veces pensé que eso era el límite que podría alcanzar nunca, la que tan mitificada tenía.

El "maestro" Jorge Gallardo en acción en su magnífica vía.

Ahora llega lo malo, no puedo dejar de pensar en volver a darle un pegue. Y mira que había dicho que mi proyecto este año era repetir todas las vías que tenía encadenadas y no hacer locuras, pero la cabra tira al monte y yo tiro a las locuras, luego me cago cuando las intento, pero lo hago bien a gusto, porque si no, no sería lo mismo.



Viernes 25 de septiembre de 2009.

A pasado ya un més y una semana del dia D y la hora H para Adios a las Armas, y hoy Jose me propuso el irnos al jameo y darle unos pegues a la "mítica" para entrenar un poco. Yo que no suelo decir que no, acepté.


Llegamos y nos fuimos a la Calentona para, como dice su nombre, calentar y de camino que Andrés, un colega de Jose, escalara un poco. Turno para mí, luego para Andres que se la sube corriendo y eso que no ha escalado sino una sola vez y hace ya mucho tiempo y luego Jose que nos da un espectáculo subiendo y luego destrepando la vía para limpiarla, ¡fuerte camello el tio!.

Llegó el momento de bajar hasta el objetivo en cuestión y como soy egoista pues me pido ser el primero. Me cojo un fleje de cintas y cintajos con los que normalmente no me atrevería ni a chapar ni haciendo un cuarto, me ato la cuerda, me saco la camisa y al lio. El bloquito de entrada me sale de vicio, la tercera chapa perfecta y eso que el día que la probé con Jose me resbalé justo cuando la cuerda entraba en el mosquetón y gracias a dios porque me podía haber comido el suelo, llego al reposo sobrado y de ahí para arriba ya no me acordaba de nada, así que casi era como ir a vista, bueno al flash. Subí colocando las cintas y me colgue en séptima u octaba, no me acuerdo cual, porque me equivoqué y puse una corta y rozaba. La cambié y para arriba pero me caí antes de chapar la del techo.

Turno para Jose, que la hace del tirón hasta el techo y prueba el paso, se lo dá pero decide tirárse porque prefiere hacer repeticiones hasta ahí para entrenar. Vuelito y para abajo.

Turno otra vez para un servidor. Salgo como un tiro pero se hace un nudo en la cuerda y no puedo chapar la tercera, me aguanto lo que puedo hasta que Jose deshace el nudo y puedo continuar hasta el reposo. Mientras yo cojo aire Jose y Andrés deshacen el lio y cuando veo que ya está tiro pa'rriba y del tirón hasta el techo, intento el paso pero no me salió, bueno tampoco lo intente al 100%. En fín que seguro que esta noche no duermo pensando en la vía. Ya tengo ganas de darle otra vez.

Así que... otro proyecto más para la lista:

ADIOS A LAS ARMAS





Unos fotogramas de un vídeo de Jorge subiendo por Adios a las Armas

P.d.: Espero que el próximo capítulo sobre esta vía sea para decir que la encadené y prometo que pondré fotos mías o un video encadenándola.

jueves, 24 de septiembre de 2009

Encuentra las diferencias

Al final me desperté de mi sueño debido a unas cuantas llamadas recibidas después de publicar mi anterior post. Unas para llamarme loco, otras esperando que la llamada la contestase otra persona y que les confirmara el día de mi funeral y otras llamadas, las de los que saben como escalo.

Es por esto que me veo con la obligación de lanzar este juego y desvelar la ilusión creada por mi difusa mente escaladora y, como no, por el photoshop.




¿Realidad o simplemente Sueño?

lunes, 21 de septiembre de 2009

¿Realidad o Sueño?

Hoy me desperté sudando y con el pulso acelerado, pero a la vez, con una sensación de bienestar que no se puede describir...

Acababa de soñar que había estado escalando con unos amigos y que había hecho solo dos vías y que me iba a casa. En el coche me puse a pensar en qué pasaría si se me ocurriese escalar sin cuerda una vía donde un fallo me haría terminar como mínimo en un hospital. Si lo hiciera ¿lucharía los pasos para no caerme o haría lo mismo que hago cuando voy con la cuerda?

Cuando voy con la cuerda es cómodo el colgarme de ella para descansar antes de un paso, o para tener una excusa ya que con ella no pasa nada si no me doy el paso puesto que me quedo colgando.

La cosa es que en este sueño cuando me di cuenta estaba subiendo una vía sin cuerda, en la que previamente había colocado la cámara de fotos en modo automático a pie de via para inmortalizar el mortal momento...

Gracias a Dios me desperté y comprobé que era un sueño ya que el desenlace podría haber sido horrible. Después de desayunar me dió por cojer la cámara y pasar las fotos que tenía al ordenador. Mientras las fotos se pasaban me puse a recordar mi sueño y me pareció que en la pantalla aparecía algo raro...




Ahora vuelvo a sudar y se me está acelerando el pulso, noto que algo no está en su sitio y me pregunto si...

¿seguiré soñando?

lunes, 14 de septiembre de 2009

Juego de escalada para los más fanáticos

Hace años me enganché a un juego de escalada que encontré navegando por la web, en una página alemana. Se trataba de un escalador que subía por un rocodromo lleno de presas de colores verdes, amarillas y rojas, siendo las rojas las vías de mayor dificultad. La verdad es que enganchaba y mucho el jueguito.


Actualmente hay varios juegos de escalada circulando por internet (en el blog ChatarrillaVertical hay enlaces a varios), e incluso hay algún juego para pc como el PowerBar Extrem Rock Climbing que esta muy bien os lo puedo asegurar.


El caso es que con los años intentando encontrar de nuevo el juego de las presas de colores me topé con un juego que está genial. Se llama SOLO JOE y aunque en realidad está en fase beta se puede jugar con el y ten por seguro que te enganchará. Para bajártelo sólo tienes que ir a la página de su creador y descargarlo y de camino si te apetece puedes seguir la evolución que lleva el desarrollo del mismo. La página en cuestión es http://www.solojoeclimbing.com/
Para abrir boca os dejo un trailer del juego:


martes, 8 de septiembre de 2009

¡Cuanto hijo de puta anda suelto!

Como se puede ser tan hijo de puta, tan cabrón, tan mierda, tan mala persona como para cometer una atrocidad como esta:














Hoy, martes día 8 de septiembre, fuimos a escalar al Jameo de la Palmera y esto fue lo que nos encontramos. Decidimos subir al Jameo que está justo por encima de la Palmera para luego terminar en el primero y al bajar oimos un llanto como de un perro o un gato, pensamos al principio que era un gato y buscando nos encontramos con tan triste cuadro. Gracias a dios no todos estaban muertos, uno consiguio sobrevivir al basura que hizo esto, pero Dios pone a cada uno en su sitio y espero que al individuo este le pague con su propia moneda.






Gracias a los llantos de este valiente lo encontramos. No nos lo pensamos y lo cogimos, en principio lo llevamos a la Protectora de animales Sara pero alli no había nadie, bueno sí unos cuantos "amiguitos" que nos saludaron atentamente, como siempre suelen hacer. Así que decidí que me lo traia a casa.








No sabemos que raza es pero creemos que es un podenco, vamos un perro de caza porque a pesar de que es un cachorrillo apunta maneras a que va a ser bien grande. Según Javi, un amigo veterinario, debe de tener menos de diez días ya que no abre todavía los ojos.





Todavía no es seguro pero creo que Bruno ya tiene un hermanito o hermanita porque aunque parezca mentira no distingo si es macho o hembra así que a esperar para ponerle nombre que si es hembra será CORONA (por haberla encontrado a las faldas del Volcan de la Corona) y si es macho será JAMEO (por haberlo encontrado dentro del Jameo).



Quiero darles las gracias a Estela y

a José Miguel por acompañarme hasta Sara ...


y sacrificar una tarde de escalada por ayudar a este bichillo. Sin duda son sus padrinos!.

viernes, 4 de septiembre de 2009

¡Cuanta ignorancia!

¡Dios mio, que cansino es esto! Un día cometo una locura, y es que mi paciencia debe haberse ido de paseo hace ya tiempo pero es que no lo aguanto.

Yo – en verde.
Uno cualquiera – en naranja.

Mis pensamientos – en rojo… sangre.


- ¡Holaaa! ¿hombre Gus que tal? ¿Dónde te metes? ¿a que te dedicas ahora?

- Pues ya vez, igual que siempre, escapando que no es poco. Pues mira ahora estoy escalando de nuevo que lo tenía abandonado desde hace unos años…

- ¿Escalando? Pero tu, ¿no jugabas al padel?

- No, bueno sí, pero eso fue después de que deje de escalar y ahora he dejado el padel y he vuelto a escalar, que me gusta más y es mi gran pasión de toda la vida.

- Jajaja, entonces te has vuelto un Juanito Odriarzabal de esos, ¿no?

- Pues no, no me he vuelto un Juanito. (uy! Que me temo que esto va a empezar).

- Yo antes escalaba.

- ¿¡SI!? No jodas, ¿de verdad?

- Si, hombre, si, yo me iba con unos colegas a la Presa de Mala y hacíamos rapel y nos metiamos en las cuevas también.

- (¡YA EMPEZAMOS!) al próximo le digo que juego al ajedrez. Bueno no que lo confunde con las damas o con el parchís.

- ¿que hacías rapel y te metias en las cuevas? Pero mira eso… no es escalar

- Ah! ¿no?, claro claro, perdona, que lo que yo hacía era “Arqueología”, que nos poníamos los cascos con un quinquel en la cabeza.

- Será capullo el tío

- Noooo!, Es-pe-o-lo-gía, y no es un quinquel, pero bueno… no tiene nada que ver lo que yo hago… el rapel sí lo práctico cuando tenemos que bajarnos de algún lado pero lo que yo hago es subir…

- Ya, ya, como el Juanito ese, lo que yo te digo. Pero mira, ¿Dónde escalan aquí? si aquí no hay montañas tan grandes como para subirlas.

- No, hombre te estás confundiendo… que lo que yo hago es escalada en roca, escalada deportiva, subir por paredes verticales de piedra que…

- Yaaaa! Si esos que usan las botas esas que tienen unos pinchos y los picos esos en las manos para clavarlos en la pared, ¿verdad? Y mira, ¿tú también usas oxigeno para subir como los que salen en la tele o eso es sólo para cuando hay nieve?

- Pero dejame hablar pedazo .. ¿Lo mato o espero a que me suelte otra burrada? ¡Dios mío dame paciencia!

- Mira, a ver, déjame que te explique…

- No, si no hace falta, si yo veo todos los días al tío ese de la Cuatro, al rubio, al del programa ese Límite Vertical o Al Filo de lo Imposible, ¿no?

- Jajaja, Límite Vertical no, Desafío Extremo, Jesús Callejas se llama el tío.

- Ese si que sabe, ese tío es el mejor de España ¿no?, ¡ños! el tío sube por sitios donde no sube nadie y mira, una curiosidad que siempre he tenido ¿tu también llevas una navaja para si tienes que cortar la cuerda como en la película esa del Stalone?.

- Bueno YA BASTA!, la navaja la llevo sí, pero para cuando me encuentro con tontos del culo como tú, clavársela y retorcérsela hasta que dejen de decir tonterías. Segundo en la película de Stalone nadie cortaba la cuerda con la navaja, eso era en la película Límite Vertical. Lo de las botas con picos las tengo para darte una patada en el culo como sigas así, y luego te dejo el oxigeno para que puedas respirar cuando te coja con el pico y te lo meta por donde yo te diga.

- Jeje... espera creo que me llaman al movil, bueno te dejo otro día nos vemos... ¡capullo!


¿A quién no le ha pasado esto alguna vez? Y podría seguir poniendo ejemplos, cada vez más desquiciantes pero he resumido lo último con lo que me he encontrado, a modo de conversación, porque es con lo que me topo casi todos los días.

Están también los que dicen que esto no es un deporte sino una tontería, eso de subir paredes, ¿para qué?, ¿qué aliciente tiene eso de escalar ?Donde esté el futbol que se quite lo demás. Tontería me parece a mí ver a veintidós tíos corriendo detrás de una pelota, no te jode...
Bueno el caso es que es algo que me desquicia por completo, y como en la presnsa normalmente solo se nombra la escalada cuando se mata alguien pues mira como siga así la gente igual salgo yo tambien en las noticias, pero no por matarme yo, sino porque me cargo a alguno.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

CITAS EN VERTICAL: Picu Urriellu


"No me llameis Naranjo,
pues frutos no puedo dar,
llamarme Picu Urriellu
que es mi nombre natural."
Lo que se dice que te cuentan los vecinos de Bulnes cuando le preguntas por el nombre del mítico pico.

domingo, 30 de agosto de 2009

Viernes mágico en las Maretas


Pues sí, hubo magia el viernes en Las Maretas, aunque ya sabemos que siempre ha sido un lugar mágico pero para mí este viernes fue especial.


Especial por dos motivos. El primero porque nos juntamos viejos amigos, José Antonio, José Miguel y un servidor, aunque también nos acompañaron Estela y Julián un amigo de toda la vida de José Antonio, los cuales han formado cordada durante más de 30 años, casi 35. Esto me trae recuerdos de antaño cuando salíamos a escalar los José Antonios (Muriel y Prieto), Estefan, José Miguel, Marcial y yo, buenos tiempos aquellos. Y el segundo motivo por lo que fue un viernes mágico fue precisamente por la magia que trasmitían las historias de Julián y José Antonio. Aventuras de escalada forjadas durante treinta y pico años que ya me gustaría vivir a mí. Esas historias que contaron mientras brindábamos con cerveza en el bar de Yaiza. Historias de escaladas al Naranjo (mi sueño), Mallos de Riglos, Tozal del Mallo, Galayos, Pirineo… un sin fin de historias con las que podrían escribir un libro, que seguro yo compraría el primer ejemplar. Sin duda fue un día mágico.

Os dejo unas fotos del día, no son de muy buena calidad porque no tengo una gran cámara pero algo se ve.

Ahora que me acuerdo, una pregunta a todos antes de nada: ¿Cada cuanto tiempo renovamos los gatos?

De izq. a dcha. Julian, José Antonio, bueno su espalda, y Estela. La experiencia junto a la juventud.


José Miguel bajó "trabajando". Juventud y experiencia todo en uno.



José Antonio Prieto. Un gran maestro y amigo.


José Miguel a tope en Lulu.


Estela antes de atacar el techito de Ay! Carmela.


Julian observando atentamente las evoluciones del compañero de cordada. Tantas batallas como Rabada y Navarro.



Yo en mi ex-vía psicológica Lu



¡La cordada perfecta! en la Capoeira. José Antonio asegurado por Julián



Ambiente de escalada. José Miguel asegurando a Estela en Lu y José Antonio y Julián en la Capoeira







José Antonio Prieto en distintos momentos en la Capoeira





Estela llegando a la reunión de Lu



El por qué de la pregunta anterior. Si estos gatos hablaran... contarían historias de hace más de treinta años.



José Miguel empezando Lulu asegurado por un servidor


Yo crucificado en el principio de Lulu recogiendo la vía


Julián y José Antonio disfrutando del baño de rigor




El momento mágico de paz y tranquilidad después del refrescante baño tras una maravillosa tarde de escalada en las Maretas.